Energía Renovable

para Locales Comerciales

Energía renovable y eficiencia energética para locales comerciales

Empresas cerradas, ERTE, facturas pendientes, moratoria hipotecaria. Estas son algunas de las consecuencias de la pandemia de COVID-19. El estado de alerta impuesto desde hace dos meses ha tenido graves consecuencias para las empresas y trabajadores de nuestro país. Sin embargo, parece que ya se ve la luz al final del túnel y que la reapertura se acerca cada vez más, además de ser una realidad para muchas empresas.

En este sentido, ante la reapertura de tiendas, nos hemos vuelto más conscientes del gasto energético asociado a la puesta en marcha de un negocio. Por ello, vamos a ver cómo ahorrar energía en un espacio comercial y cuáles son las mejores fuentes de energía para el futuro del consumo.

 

El consumo de energía: análisis y control

El consumo medio de una pequeña empresa se estima en 250 kWh / m², aunque este dato varía según el tipo de negocio y puede alcanzar valores entre 100 y 600,50 kWh / m².

Aunque la electricidad es básica en los negocios, lo cierto es que en ocasiones se utilizan otro tipo de fuentes de energía para aspectos como hornos, agua caliente sanitaria, aire acondicionado …

El consumo de electricidad de un local se divide generalmente de la siguiente manera:

  • luminación: 50%
  • Climatización: 35%
  • Otros: 15%

 

La demanda energética depende del tipo de comercio

Como decíamos, la demanda y el tipo de energía utilizada dependen del tipo de negocio. Además, el consumo también varía según la época del año (y la ubicación del suministro) y la hora del día. La demanda varía a lo largo del año y el día.

En este sentido, una panadería tendrá un mayor consumo en las primeras horas del día y una propiedad tendrá un consumo más constante a lo largo del día. Según la época del año y la ubicación. En períodos y áreas más cálidas, se gasta más en refrigeración (lo contrario en áreas y períodos más fríos).

 

Estrategias y medidas de ahorro en el pequeño comercio

Elige bien el tipo de energía a utilizar

Si solo tiene una instalación eléctrica, no tiene otra opción. En este caso, le recomendamos que compare diferentes compañías eléctricas y ofertas para obtener los mejores precios.

En caso de tener una instalación de gas natural, debería considerar dar de alta el gas natural. El costo de un kilovatio hora de gas es tres veces más barato que el de la electricidad.

Desafortunadamente, en muchas partes de España el gas natural aún no está disponible, por lo que la gente tiene que seguir usando cilindros de butano o propano. Si bien es cierto que algunos locales continúan operando con este tipo de energía, lo cierto es que vale la pena plantearse el cambio a una instalación de suministro continuo, ya sea electricidad, gas natural o propano canalizado.

 

Elige bien el tipo de tarifa

En este caso, no estamos hablando de una empresa u otra, sino del tipo de tarifa. Existen tarifas especiales para empresas que tienen beneficios para ellas. Además, también debe tener en cuenta la discriminación horaria en la contratación. Este tipo de tarifa tiene un horario más económico (por la noche). Los locales, como las panaderías o cocinas, que suelen hacer pedidos y cocinar por la mañana pueden actualizar a este tipo de tarifas y ahorrar hasta un 40% en su factura.

Las empresas con alta potencia (por encima de los 15 kilovatios) tienen tarifas especiales, llamadas 3.0 A, que ya tienen discriminación horaria estándar.

 

Controla la potencia eléctrica

Muchos emprendedores se han dado cuenta, ahora que tienen que pagar facturas aunque no haya consumos, el alto costo de la electricidad en un suministro eléctrico. A veces, y esto también ocurre a nivel del hogar, hemos contratado más potencia de la necesaria y estamos pagando más.

 

Energía renovable y fuentes de energía

Aunque se trata de una medida de ahorro de costes, queremos darle la importancia que se merece en este momento. Entre las fuentes de energía más utilizadas en los locales comerciales, destaca la electricidad, ya que muchos sistemas (como la iluminación) solo funcionan con ella.

En las tiendas de alimentos, los cocineros a menudo cambian al gas natural, por lo que el agua caliente y la calefacción a menudo funcionan con ese suministro. En términos de ahorro, el gas natural es más barato que la electricidad.

Sin embargo, con el fin de lograr los mayores ahorros posibles (y ser conscientes del medio ambiente), muchas empresas harán el cambio a las energías renovables. En este sentido, destacan dos tipos de fuentes, la solar y la eólica. Algunas empresas necesitan mucha potencia y una gran demanda de energía, por lo que es mejor optar por la energía solar, utilizando placas solares, porque son las que permiten el autoconsumo y son las más avanzadas.

En caso de no querer alcanzar el autoconsumo (o no poder permitírselo), existen sistemas de energías renovables más simples como la aerotermia.

CONTACTO

Para obtener más información sobre nuestros listados, contáctenos:

E-mail: info@arco-partners.com

Tel: + 34 684 170 935       Tel: +34 696 980 363